Los 4 elementos

Los 4 elementos

martes, 28 de junio de 2011

El "nudo infinito" es uno de los "ocho símbolos del budismo", y uno de los símbolos más populares del budismo tibetano. Denominado también el "dragón místico", simboliza la infinita sabiduría y compasión de Buda por todos los seres vivos.

Guarda cierto parecido con el tradicional nudo celta, aunque este mismo esquema diseño compuesto por intrincadas líneas geométricas sin principio ni fin, puede encontrarse en muchas culturas alrededor de todo el mundo, lo que casi lo convierte en un símbolo universal. Su diseño es simétrico, representando un lazo flojo, equilibrado y grácil, sin principio ni fin, un bucle cerrado que significa la eternidad y la unidad.

Para los budistas, este "nudo sin fin" es un recordatorio de que todo el universo está relacionado, y de que muchos hechos futuros tienen sus raíces en el presente. Su diseño representa y simboliza causa y efecto, en otras palabras "karma". El nudo, con su diseño eterno, nos dice que estamos atados a nuestro destino kármico. El nudo es también un recordatorio de que debemos mantenernos en el camino de la iluminación y meditar sobre las enseñanzas del maestro.

O en palabras de Buda: "No vivas del pasado, no sueñes con el futuro, concentra tu mente en el momento presente".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada